miércoles, 11 de noviembre de 2009

Educación

No soy ningún santo, y mil taras tendré. De todos los que las vean, su opión agradecería. Me vais a permitir la mia, sobre algunas situaciones incomodas vividas por mi.
Quisiera hablar sobre una de las cosas, que con el tiempo valoro más. Se trata de la educación, del saber vivir sin dañar ni molestar, sabiendo muy bién donde termina tu libertad y empieza la de los demás. De este tema se podían hablar tantas cosas, pero yo solo me voy a dedicar, a contaros algunos momentos, que por su manifiesta falta de educación, me han logrado enojar.

-Debe de ser moderna y habitual entre ellos, en los tiempos que corren. Pero aun asi no me explico la forma de hablar de muchos jovenes. El illooooo y la illaaaaa no se le cae de la boca. Siempre explicandose a voces por muy cerca que estén unos de otros. Eso molesta a las seis de la tarde, imaginaros a las dos de la madrugada teniendo que trabajar al otro día. Pongamoslo un poco mejor, sumemoslé un poquito de cante, que por esta tierra es comun, un taconeo y los tipicos jaleaores. Una mezcla perfecta para pasarlo bien. Pero si solo lo hacen para ellos, no les gusta, se tienen que hacer oir y mientras mas molesten mejor.

-Otra cosa que me mosquea, es ver a la gente tirar cosas al suelo. Entre el que arroja desde la ventanilla la lata, o lo que le parece, cuando quiere. El que vacia el repleto cenicero, en el semaforo que le place, sin el más minimo pudor. Padres y madres arrojando desechos, delante de sus hijos para darles ejemplo de civismo. Infinidad de inmundicias arrojadas en playas virgenes, plasticos, latas, higiene intima, da igual. Es muy triste llegar a ese punto y no sentirse mal.
De veras hay veces que llevo en el bolsillo papeles y plastiquillos, incluso en el coche latas y paquetes vacios, hasta que encuentro una papelera donde dejarlos. Cuesta muy poco trabajo, vale la pena, tus hijos se acostumbrarán al verte, y harán lo mismo.

-Me molesta el ruido que hay en las ventas y restaurantes. En alguna ocasión he llevado a mis padres y me he arrepentido por verlos a disgusto. Tener que aguantar esa algaravia y griterio, te impide, poder degustar la comida como quisieras y echar un ratito bueno. Que nadie se enoje por lo que voy a preguntar, pero está basado en mi experiencia en muchos sitios, y el primer enojado por esto soy yo. ¿Porque mientras más caro es un restaurante, o una venta, menos ruido hay y más agusto se está?. Sin generalizar, por supuesto, situaciones desagradables en cualquier sitio se pueden dar.
No pretendo, para nada, relacionar proporcionalmente dinero y educación, nada más lejos de mi ideologia y de mi forma de pensar. Solo pretendo haceros ver, como la misma persona, dependiendo del sitio al que va, cambia su forma de actuar. A ellos me dirigiría, diciendoles que tanto personas hay en un sitio, como en el otro y todas merecemos ser tratadas con el mismo decoro y educación.

Me incomoda enormemente el ver como alguien escupe, el ver discusiones familiares en plena calle, el consumo de droga a la vista de todos, insultos a voces, motos y coches por las aceras, tantas cosas.....
La cosa va a peor, ese tesoro tan importante ha perdido valor, quiero coche, moto y de oro un buen cordón, al cuello, de un dedo de grosor. ¿Para que quiero educación? sino rachea, ni brilla, ni mola mogollón.
Saludos a tod@s, espero os guste. Viva Jeré, vivan los mios, vicksva porus. Mu bueno pal pecho.

8 comentarios:

mimi dijo...

Chaconi, estupenda la critica, pero que poca gente sabe lo que es saber comportarse, tu sigue asi que tu hija tiene el mejor espejo donde mirarse.
que bueno el final lo de del vicksva porus. Mu bueno pal pecho
GENIAL
BESOS

Pilole dijo...

Si, Chaconi, la educación es primordial y hoy se está perdiendo y los valores también. Yo creo que la culpa la tenemos un poco los padres que cuando nuestros hijos son pequeños, les damos todo, les reimos las gracia y un sin fin de cosas más, sin darnos cuenta que no los beneficiamos en absoluto. Los padres que tengan hoy niños pequeños, se tienen que plantear éste tema y ponerle freno. Lo siento me he extendido, pero la falta de educación, me enerva. Un beso

Cari Y Yoly dijo...

Hola!
Me ha gustado la forma de encarar este tema que nadie menciona.
Muy bueno
Saludos

Elena dijo...

Te llevarias muy bien con mi hijo. Si os conocierais seguro seríais de esos que suman la tertulia de sobremesa con la cena, platicado los dos de como arreglar el mundo y de las ventajas de vivir en lugares remotos o poco habitados, huyendo del mundanal ruido. Es más facil vivir en armonia en lugares pequeños que tratar de arreglar la humanidad como masa.
Besitos

Luisa Arellano dijo...

Pues si, vamos de mal en peor y la cosa no tiene pinta de mejorar. Piole comenta que "la culpa la tenemos un poco los padres" y esta vez voy a estar en contra de la opinión de mi querida paisana.

La culpa la tienen EXCLUSIVAMENTE los padres. Ellos son los responsables de sus hijos y de su educación. Ellos son los que deben enseñar los valores a sus hijos, y los que desde que el niño es bebé y comienza su aprendizaje de la vida deben incluir en su vocabulario la palabra NO. Es su OBLIGACIÓN y de ninguna manera pueden delegarla en nadie. Ni en abuelos, ni en maestros, ni mucho menos en los Gobiernos. Estos "colectivos" lo único que tienen que hacer es reforzar esos valores que a los niños se les enseña en su casa.

Malamente podrán "enderezar" ni maestros ni gobiernos lo que les llega torcido de casa y, para nuestro mal, muy torcido.

Para todos los padres es mucho más cómodo consentir al niño y ceder a todos sus caprichos, que "pelear" hasta hacerle entender lo que puede hacerse y lo que no puede hacerse en la sociedad en que van a vivir, y lo mandan cerril y creyéndose el rey del mundo a la calle donde se comportará como lo que sus padres han querido que sea: un patán y un indesable.

Siento ser tan dura, pero es que me enerva lo que está sucediendo y esa pasividad para con los hijos que luego se torna agresividad para con educadores, gobiernos y la propia sociedad, me da ganas de vomitar.

Chaconi, artos estamos de vivir las situaciones que señalas y otras muchas que se están dando y que estamos viendo a cada momento:

.Los papás con el cochecito o el niño de la mano, cruzando la calle fuera del paso de peatones... y el paso a cuatro metros.
.Los papás tomando las cervecitas con los amigos en una terraza, mientras los niños "juegan" al balón entre el resto de las mesas y cuando dan un balonazo a alguien... los papis se hacen los longis.
.Los papás que justifican las borracheras de los botellones de sus hijos, alegando que les ha sentado mal la pizza, que sus hijos no beben nunca y que ellos cuando eran jóvenes también bebían los fines de semana. (Estos se enfadan con los responsables de los Ayuntamientos cuando prohiben los botellones)... dicen que los niños tienen que estar en alguna parte y yo añado: ¡si, en su casa a horas de crios de su edad!

y no sigo, porque todos sabemos que la cosa no tiene fin.

Gracias por el vickvapurup... jejeje

Besitos

chaconi dijo...

Sin generalizar, si los padres apenas ven a sus hijos, si muchisimos padres y madres como más agusto están, es sin ellos. Están deseando largarlos con unos o con otros, incluso madres que jamás trabajaron, ahora cuando tienen hijos, trabajan, con la excusa que les hace falta más dinero, le pasan la responsabilidad del cuido y educación de sus hijos a los abuelos.

Pilole dijo...

Luisa, creo que me has interpretado mal o he sido poco clara. Estoy totalmente de acuerdo con tus palabras, quizás no quise ser tan severa como tú, pero es una pena lo que está pasando y tu has hecho un repaso estupendo de la realidad. Esperemos que la gente que hoy tiene niños pequeños, pongas las medidas para que ésto cambié, sino el futuro será bastante incierto. Un beso

Luisa Arellano dijo...

Pilole, me alegra que veamos el problema de la misma forma. Es muy grave lo que ocurre con la permisividad de los padres y esa dejadez de sus funciones. Creo que ya va siendo hora de llamar al pan: pan, y al vino: vino. Difícil tenemos salir del atolladero en que nos hemos metido pensando únicamente en los valores materiales.

Con permiso de Chaconi, voy a poner en su tema una viñeta que ilustra un poquito el tema.

Besos a los dos.