lunes, 13 de diciembre de 2010

NAVIDAD DULCE NAVIDAD

Paaaaz y amooooor. Después de cuarenta y dos abriles vividos, resulta cada vez más dificil sorprenderse, pero a veces es inevitable. En esta antesala de la navidad dulce navidad, son normales en el ambito laboral, las comidas de empresa y regalar cestas con articulos tipicos de estas fechas.
En la empresa donde trabajo el reparto de estas cestas fué el pasado viernes, y he de confesar que no fué del todo, una gran sorpresa, que entregaran los regalos a cada uno de mis compañeros, excepto a mi.
En un principio quise buscar explicaciones a esa discriminación y me vi afectado, pero todo pasó, ese sentimiento de malestar se convirtió en orgullo, orgullo por no ser agasajado falsamente en este tiempo de bondad llamado navidad, por alguien que realmente ha demostrado que te odia.

Quizás, lo mejor de esta experiencia haya sido que prevalecen los sentimientos reales y que mi pequeña familia ha sido victima de los daños colaterales por tener un marido y padre que no se calla ante la injusticía, ni se entrega por un aguinaldo.
Aprovecho para desear todo lo mejor, todo lo que para mi quiera, a quien dedique un momento de su preciada vida a leer mis reflexiones personales, mis cositas, y no porque este cercana la dulce navidad, sino porque me da la gana. Un apretón.

2 comentarios:

Luisa Arellano dijo...

Mucha felicidad para ti y tu familia...

Hay "cosas" que no merecen ni la más mínima atención.

Sigue siendo íntegro, por favor.

Un abrazo enorme.

Rodrigo D. Granados dijo...

Hay omisiones que son medallas Chaconi, disfrute de la suya mientras los demás se ayudan mutuamente a sujetarse la careta.